Google+ ranktrackr.net

domingo, 25 de mayo de 2014

Poesía Hecha Por Mujeres (V). Elisa Kidané

ELISA KIDANÉ


Hoy, y aprovechando que se celebra el Día Internacional de África -25 de Mayo-, nos queremos aproximar a la vida y obra poética de esta monja (misionera) comboniana de Eritrea. 

Elisa Kidané, eritrea de nacimiento, comboniana por vocación, ciudadana del mundo por elección, nace en Segheneiti, Eritrea, en 1956. Se formó, en sus primeros años de formación, en la escuela que las misioneras combonianas dirigían en su ciudad. 

Pasó su infancia en un país sacudido por la guerra; una infancia caracterizada por el temor, la intranquilidad y la angustia de la guerra; en palabras de la propia Elisa, "porque siempre teníamos la sensación de que algo iba a suceder". 


En 1993, Eritrea -un país situado en el noroeste de África (ubicado en el llamado Cuerno de África)- obtiene la independencia y se reconoce internacionalmente al país, "pero parece que África le ha declarado la guerra a la paz" (Kidané), y posteriores conflictos territoriales con Yemen en 1966 y con Etiopía de nuevo en 1997 y 2000, han venido a romper la frágil tranquilidad. 

Quizá, fueron estas circunstancias de continua guerra en su país las que removieron en ella su vocación por ayudar a paliar el sufrimiento de las personas más necesitadas. Y se hizo misionera comboniana en el año 1980; según cuenta la misma Kidané, a pesar de haber ido a la escuela con ellas, empezó a conocerlas al leer su revista y darse cuenta de que eran unas misioneras que trabajaban en todo el mundo; y quiso formar parte de esa familia, que era tan abierta al mundo. Después de sus primeros años de formación ya como misionera comboniana, realiza su sueño yendo a América Latina: Ecuador, Perú y Costa Rica. 

Su formación como periodista, la ha llevado desde 1996, a la hermana Elisa, a prestar sus servicios como tal en Verona en la redacción de la revista "Raggio" (Rayo), mensual de las monjas misioneras combonianas. Además, es redactora del noticiero de la revista on-line "Femmis" (www.femmis.org).

Ha publicado las recopilaciones poéticas: Ho visto la speranza danzare (He visto a la esperanza danzar), en 1995; y Fotocopia a colori (Fotocopia a colores), en 1999.


ALGUNOS POEMAS

DOLOR

Ha tocado
a nuestra puerta
ha ido
de aldea en aldea
de ciudad en ciudad
y nuestra
habitual hospitalidad
lo ha acogido,
y se ha instalado
en nuestra cas
y se ha aferrado
a nuestros vestidos
y se ha impreso
en nuestros rostros
y ahora
cuando vamos
por los caminos
del mundo
detrás de nuestra espontánea sonrisa
se entrevé 
a pesar nuestro
la sombra
de este huésped ingrato.

TRADUCIDO por A.M. Gabriela Bustamante Escobedo.


MUJER Y MADRE AFRICANA

Mientras el sol ardiente
quema impetuoso mi rostro
que tratas de proteger con tus manos.

Mientras la arena
quema tus pies desnudos
que hunden sus pasos
con la esperanza de dejar huella
de una historia infinita.

Mientras el cántaro rebosante de agua
encorva tu espalda pero no tu corazón,
deseoso de apagar la sed
de los que amas.

Mientras tu vientre
esconde, nutre y protege
el enésimo fruto de tu anhelo,
de un amor más verdadero y humano...

Otros, extraños y lejanos a ti,
a tu mundo y a tus problemas,
que nunca te han visto
ni saben quién eres...
Otros hacen programas 
para dirigir tu futuro
y deciden según sus esquemas
cómo y cuándo tendrás que ser Madre.

Otros, usurpando tu derecho de palabra,
pensamiento y opinión,
codifican según sus intereses tu silencio,
pisotean tu dignidad de mujer
e ignoran tu privilegio
de Madre de la Humanidad.

Entonces,
mientras el sol ardiente
quema impetuoso tu rostro,
una fuerza nueva te nace dentro
y te empuja a apresurar el paso 
para dar vida a tu sueño milenario
de justicia y liberación.


ANORAK

Un anorak
trata
de calentar
inútilmente
tu cuerpo
acostumbrado
a los abrazos solares
de una tierra
ya lejana.
Ni siquiera logra
detener
los tiritones
que sacuden
tu corazón.
Una sonrisa
esbozan tus labios
dejando entrever
dientes blancos
una sonrisa
que, no obstante,
muere naciendo;
alguien
pasa a tu lado
y tú atemorizado
como un niño
cogido en el garlito
bajas tu mirada,
esos ojos
que allá
en un país
ya lejano
han hecho soñar
a tantas muchachas....
Pero
no puedes hacer
nada
esto es
algo
de todos los días
para quien
como tú
atraviesa fronteras
soñando
mundos nuevos.

Traducido por A.M. Gabriela Bustamante Escobedo


FUENTES: ALFA Y OMEGA, POETAS DEL SIGLO XXI (BLOG)

F. IMÁGENES: GOOGLE.

Poetisas