Google+ ranktrackr.net

miércoles, 28 de mayo de 2014

Mujeres Ganadoras del Premio Nobel (VI). Wangari Maathai: Sus pensamientos y palabras.

Premio Nobel de la Paz

SUS PENSAMIENTOS

Las mujeres somos responsables por nuestros niños, no podemos quedarnos sentadas, perder el tiempo y verlos morirse de hambre.

El privilegio de tener una educación superior, especialmente fuera de África, expandió mi horizonte original y me dio coraje para enfocarme en el ambiente, las mujeres y el desarrollo para mejorar la calidad de vida de las personas, en particular en mi país y en general en África.

Las mujeres africanas, en general, tienen que saber que está bien que sean como son -deben ver su forma de ser como una fortaleza, liberarse del miedo y romper el silencio.

A través de las épocas, la gente de África hizo esfuerzos para liberarse de fuerzas opresivas. Es importante que una masa crítica de africanos no acepte el veredicto según el cual el mundo trata de apretarles la garganta para que abandonen y sucumban.

La lucha debe continuar. Es importante nutrir las nuevas ideas e iniciativas que puedan hacer un África mejor.

Todos tenemos un Dios dentro y ese Dios es el espíritu que une toda la vida, todo lo que está sobre el planeta. Debe ser esta voz la que dice que haga algo y estoy segura que es la misma voz que le habla a todos los que están en este planeta, al menos a todos los que parecen estar preocupados sobre el destino del mundo, el destino de su planeta.

Podemos trabajar juntos con los hombres y las mujeres de buena voluntad, esos que irradian la bondad intrínseca de la humanidad. Para hacerlo efectivamente, el mundo necesita una ética global con valores que den sentido a la experiencia de vivir -más que instituciones religiosas y dogmas-, sostengan la dimensión no material de la humanidad.

Los valores universales de amor, compasión, solidaridad, cuidado y tolerancia, deberían formar los basamentos de esta ética global que debiera permear la cultura, política, comercio, religión y filosofía. Debería también permear la familia extendida de las Naciones Unidas.




SUS PALABRAS

"Hasta que caves un agujero, plantes un árbol, lo riegues y lo hagas sobrevivir, no has hecho nada. Sólo estás hablando".

"La paz en la Tierra depende de nuestra capacidad para asegurar el medio ambiente... la degradación ambiental y pobreza van juntas".

"Un árbol tiene raíces en el suelo y ramas que rozan el cielo, y nos recuerda que para prosperar tenemos que saber de dónde venimos."

"Lo que he aprendido con los años es que debemos ser pacientes, constantes y comprometidos. Cuando plantamos árboles, algunos me dicen: 'No quiero plantar este árbol porque no va a crecer lo bastante rápido'. Tengo que recordarles constantemente que los árboles que están cortando hoy no fueron plantados por ellos sino por quienes les precedieron. Por ello, tienen que plantar los árboles que beneficiarán a las comunidades en el futuro.”

"Plantar árboles sirvió para que las mujeres identificaran sus necesidades y cómo superarlas. Fue como abrir una puerta y entrar en la casa".

"Queríamos que los hombres se comprometieran, porque no siempre están muy ocupados, no hacen más que mirar cómo trabajan las mujeres".





Mujeres Ganadoras del Premio Nobel