Google+ ranktrackr.net

miércoles, 18 de junio de 2014

Una mujer india, violada por no pagar un soborno a la policía

Los abusos se produjeron después de que acudiera a una comisaría para preguntar sobre su marido, que había sido arrestado por poseer una pistola.


"Los árboles del sur producen frutos extraños, sangre en las hojas y sangre en la raíz, cuerpo negro balanceándose en la brisa del sur. Fruta extraña que cuelga de los álamos", susurraba Billie Holiday. La cantante estadounidense cantaba sobre los linchamientos de negros. Los supremacistas blancos apaleaban y mataban a negros libres. Después les colgaban para escarnio público. Y todo en el país que se considera hoy primera potencia mundial.

Un macabro acto que se dio hasta la década de 1920. El cántico de Holiday lo pueden entonar casi un siglo después las mujeres del norte de la India, especialmente las de castas bajas.

Cinco mujeres -cuatro de ellas menores- han aparecido en los últimos quince días colgadas de árboles en el estado de Uttar Pradesh, en el norte del país. Tres de ellas fueron violadas. Se sospecha que las otras dos también sufrieron abusos sexuales. Los asesinos colgaron sus cuerpos de árboles tras abusar de ellas. Espectáculo del poder patriarcal. De la supremacía de la casta.

Una supremacía que también ejerce la autoridad y las supuestas fuerzas del orden. Una mujer denunció ayer que fue violada por cuatro policías -también en Uttar Pradesh- cuando acudió a una comisaría a tratar la detención de su marido arrestado por posesión ilegal de armas. La víctima afirmó que abusaron de ella cuando se negó a pagar un soborno. Tras violarla, la dejaron en libertad. A su marido lo soltaron tres horas después. La amenazaron con detenerla si les denunciaba. Pero la mujer les denunció igualmente.

Un acto de valentía en un país en el que 45 mujeres denunciaron violaciones en custodia policial entre 2002 y 2010. Algunas de ellas habían acudido a comisaria en busca de ayuda tras sufrir abusos sexuales. Aunque es más que probable que los casos no denunciados superen los registrados.

Drama repetido

Este caso se ha producido tras la aparición de dos primas de 14 y 15 años ahorcadas de un árbol y violadas a finales de mayo. Las dos jóvenes eran intocables, el eslabón más bajo del jerárquico sistema de castas indio.

El crimen provocó protestas en algunas ciudades del país. Una novedad. En la India la ira pública se reserva para las víctimas de casta alta o para la clase media. Los manifestantes centraron su enfado en las fuerzas de la ley, inactivas ante los repetidos abusos contra las mujeres. De poco ha servido. En las dos semanas siguientes tres mujeres más han aparecido colgando de árboles. Y cuatro policías pensaron que podían violar a una mujer impunemente.

FUENTE: ABC/INTERNACIONAL

Día tras día, miles de familias viven esta misma situación en la India. Las negligencias por parte de la policía son continuas, al igual que el silencio del Gobierno. Tras la barbarie, uno de los ministros del partido del Gobierno dijo: "la violación es un crimen social que algunas veces está bien y otras veces está mal".

En la India, cada 22 minutos, alguna mujer o niña es víctima de una violación y la policía, la justicia, e incluso los ministros hacen oídos sordos.

El sistema está fallando, pero desde la asociación Avaaz creen que juntos podemos cambiarlo. Por ello están promoviendo una campaña para, aprovechando la promesa del nuevo líder de reconstruir Benarés y convertirla en un potente destino turístico, acabar con esta situación, con esta lacra.

"Si lanzamos un llamado global de millones de personas exigiendo proteger a las mujeres y lo desplegamos de forma masiva por toda la ciudad del Primer Ministro Narendra Modi, éste tendrá que reaccionar para salvar su plan turístico", afirman desde la asociación.

"600 millones de mujeres y niñas no están a salvo en India. Como ciudadanos y ciudadanas del mundo, nos ponemos del lado del pueblo de India para pedir acciones reales urgentes por parte del gobierno para acabar con la epidemia de violaciones. Le exigimos que adopte de inmediato el ejemplar y exhaustivo "Manifiesto de las Mujeres", para hacer del país un lugar seguro para todos sus ciudadanas y sus ciudadanos", declaran los miembros de Avaaz.

"Una campaña publicitaria de este tipo no se ha hecho nunca en India. Pero ésta es una crisis nacional y requiere de acciones drásticas", añaden. Si quieres formar parte de esta lucha para pedir una vida libre de violencia para las niñas y mujeres de la India FIRMA AHORA

Hay que llegar a los dos millones de personas para exigir a Modi que proteja a las niñas y mujeres de India. Porque es un derecho humano, del que son titulares, el vivir libres de cualquier tipo de violencias.