Google+ ranktrackr.net

lunes, 16 de junio de 2014

Mujeres Ganadoras del Premio Nobel (XXIV). Mairead Corrigan-Maguire

Premio Nobel de la Paz, en 1976.






"Cada uno puede ayudar a construir en la cultura de la paz y de no violencia viviendo cada instante con alegría y gratitud, con la conciencia íntima de nuestra vida, la vida de todos los seres y la creación son sagradas"

(Belfast, 1944) Pacifista irlandesa. Fundadora de la Comunidad Popular por la Paz, trató de promover un amplio movimiento pacifista que incluyera a católicos y protestantes para hacer frente a la violencia del Ulster. Junto a otra luchadora por la paz, Betty Williams, organizó marchas de mujeres católicas y protestantes a favor de la paz y el entendimiento entre ambas comunidades, que desgraciadamente no tuvieron apenas incidencia. Ambas mujeres fueron galardonadas en 1976 con el Premio Nobel de la Paz.

Primeros años

Maguire nació en una comunidad católica de Belfast, en el este, Irlanda del Norte, la segunda de ocho -cinco hermanas y dos hermanos. Sus padres eran Andrew y Margaret Corrigan. Asistió a la Escuela Primaria de San Vicente, una escuela católica privada, hasta la edad de 14 años, momento en el que su familia ya no podía pagar por sus estudios. Después de trabajar durante un tiempo como una niñera en un centro de la comunidad católica, ella fue capaz de ahorrar el dinero suficiente para inscribirse en un año de clases de negocios en la Universidad Comercial de la señorita Gordon, que la llevó a la edad de 16 para un trabajo como auxiliar de contabilidad con una fábrica local. Ella se ofreció regularmente con la Legión de María, pasando sus tardes y fines de semana de trabajo con los niños y los internos que visitaban en la cárcel de Long Kesh. Cuando tenía 21 años empezó a trabajar como secretaria en la fábrica de cervezas Guinness, donde estuvo empleada hasta diciembre de 1976.

Movimiento por la paz de Irlanda del Norte

Maguire se activó con el movimiento de paz de Irlanda del Norte, después de que los tres hijos de su hermana, Anne Maguire, fueran atropellados y muertos por un coche conducido por Danny Lennon, integrante del Ejército Republicano Irlandés, que había sido tiroteado mortalmente por las tropas británicas al tratar de hacer una escapada. Danny Lennon había sido liberado de la cárcel en abril de 1976 tras cumplir tres años por su presunta participación en el IRA. El 10 de agosto, Lennon y su compañero John Chillingworth transportaban un rifle Armalite a través de Andersonstown, Belfast, cuando las tropas británicas, que afirmaban haber visto un rifle apuntándolos, abrieron fuego contra el vehículo, matando instantáneamente a Lennon y dejando a Chillingworth gravemente herido. El coche conducido por Lennon se descontroló, chocando con Anne Maguire y sus tres hijos. Joanne y Andrew murieron en el acto, John -el más pequeño- moriría poco después de las graves heridas en el hospital.


Betty Williams, residente de Andersonstown, que pasaba por allí, afirmó haber sido testigo de la tragedia y acusó al IRA de disparar contra la patrulla británica, lo cual provocó el incidente. En los días siguientes, se empezó a recoger firmas para una petición de paz de los protestantes y los católicos, y fue capaz de reunir a unas 200 mujeres a marchar por la paz en Belfast. La marcha pasó cerca de la casa de Mairead Maguire y, uniéndose a la misma, ella y Williams se convirtieron así en "las lideresas conjuntas de un movimiento de masas prácticamente espontáneo".

Después de los funerales por la muerte de los tres niños, Maguire y Williams lograron reunir a más de 10.000 mujeres protestantes y católicos juntas. Las manifestantes fueron agredidas por miembros del IRA. Poco después habían conseguido concentrar a 35.000 personas en las calles de Belfast pidiendo la paz entre las facciones republicanas y leales; creando así el "Movimiento Mujeres por la Paz", que posteriormente cambiaría su nombre por el de "Gente por la Paz", o simplemente "Gente de Paz", cuando Ciaran McKeown, corresponsal de Irish Press, se unió a ellas. En contraste con el clima imperante en la época, Maguire estaba convencida de que la forma más eficaz para acabar con la violencia no era la violencia, sino la reeducación. Recibió el Premio Nobel de la Paz, junto con Betty Williams, en 1976, por sus esfuerzos. Contaba con tan sólo 32 años, convirtiéndose en la persona más joven que había sido laureada con el Nobel de la Paz, hasta el año 2011 cuando recibió el premio Tawakel Karman.

Después del Premio Nobel de la Paz

Aunque Betty Williams renunció en 1980 a Gente de Paz, Maguire ha continuado su participación en dicha organización hasta el día de hoy; tomando una agenda más global, abordando una serie de temas sociales y políticos de todo el mundo.

En enero de 1980, después de una prolongada batalla con la depresión por la pérdida de sus hijos en el incidente de la Carretera Finaghy en 1976, Anne Maguire, la hermana de Mairead, acabó suicidándose. Un año y medio más tarde, en septiembre de 1981, Mairead Maguire se casó con Jackie, su cuñado. 

135.jpg
En 1981, Maguire, co-fundó la Comisión de la Administración de Justicia, una organización dedicada a la defensa de los derechos humanos.

Maguire ha estado involucrada en una serie de campañas a favor de los presos políticos en todo el mundo. En 1993, junto con otros seis galardonados con el premio Nobel de la Paz, intentaron sin éxito entrar en Myanmar, desde Tailandia, para protestar por la detención prolongada de la lideresa opositora Aung San Suu Kyi. En 2008 pide a Turquía, siendo la primera firmante de esta petición, poner fin a la tortura del líder kurdo Abdullah Ocalan. En octubre de 2010, firmó una petición para que China liberara al Nobel de la Paz, Liu Xiaobo, de su arresto domiciliario.

Maguire fue seleccionada, en 2003, para formar parte del Comité de Honor de la Coordinación Internacional para el Decenio, una coalición de grupos nacionales e internacionales, presidido por Christian Renoux,  cuyo objetivo es promover la visión de la primera década del siglo XXI de las Naciones Unidas como el Decenio Internacional para la Promoción de una Cultura de Paz y No Violencia para los Niños del Mundo.

En 2006, Maguire fue una de los fundadores y fundadoras, junto con los premios Nobel Betty Williams, Shirin Ebadi, Wangari Maathai, Jody Williams y Rigoberta Menchú, de la iniciativa de Mujeres Nobel. Esta iniciativa se presenta como seis mujeres que representan a América del Norte y del Sur, Europa, Oriente Medio y África que han decidido unir sus "experiencias extraordinarias en un esfuerzo conjunto por la paz con justicia y equidad" y "para ayudar a fortalecer el trabajo que se realiza en apoyo a los derechos de las mujeres de todo el mundo".

Estados Unidos

Mairead Maguire es una crítica manifiesta de la política de los estadounidenses y de los británicos en el Medio Oriente, especialmente en Irak y Afganistán. También ha estado personalmente crítica con el presidente de EE.UU., Barack Obama. Su activismo aquí la ha llevado en ocasiones a enfrentamientos con la ley.

Irak y Afganistán

Mairead Maguire expresó su firme oposición a las sanciones de la ONU contra Irak, que califica de "injusto e inhumano", "un nuevo tipo de bomba", y "aún más cruel que las armas". Durante una visita a Bagdad, con su colega argentino Adolfo Pérez Esquivel, en marzo de 1999, Maguire pidió al entonces presidente Bill Clinton y al primer ministro británico, Tony Blair, poner fin a los bombardeos en Irak y levantar las sanciones de la ONU. "He visto a niños que mueren con sus madres junto a ellos, y no poder hacer nada", dijo en una ocasión Maguire. "No son soldados".

A raíz de los ataques de al-Qaeda a los EE.UU., en septiembre de 2001, cuando se hizo evidente que éstos tomarían represalias y desplegarían tropas en Afganistán, Maguire hizo campaña contra la inminente guerra. En la India afirmó haber marchado con "cientos de miles de personas indígenas caminando por la paz". En Nueva York, mientras Maguire marchaba con 10.000 manifestantes, incluidas las familias de 911 víctimas, aviones de combate estadounidenses ya estaban de camino para atacar objetivos talibanes en Afganistán.


En el período previo a la invasión de Irak, en marzo de 2003, Mairead Maguire hizo una enérgica campaña contra las hostilidades. En su intervención en la 23ª Conferencia Internacional de Resistentes a la Guerra, celebrada en Dublín, Irlanda en agoto de 2002, Maguire pidió al gobierno irlandés oponerse a la guerra de Irak "en todos los foros europeos y mundiales de los que forman parte". El 17 de marzo de 2003, Día de San Patricio, Maguire protestó contra la guerra fuera de la Sede de las Naciones Unidas, junto a Frida Berrigan, activista. El 19 de marzo, Maguire se dirigió a una audiencia de 300 personas en una capilla de Le Moyne College en Syracuse: "ejércitos con todas sus armas modernas de destrucción masiva se enfrentan al pueblo iraquí, que no tienen nada", dijo a la multitud. "En el lenguaje de nadie, no es justo". Alrededor de este tiempo, Maguire celebró una vigilia de 30 días y comenzó un ayuno líquido de 40 días fuera de la Casa Blanca, junto con los miembros de Pax Christi, EE.UU., y los líderes de la iglesia cristiana. A medida que la guerra se inició en los días que siguieron , Maguire describe la "invasión como una masacre continua y vergonzosa". "Diariamente estamos sentados, mirando hacia la Meca en solidaridad con nuestros hermanos y hermanas musulmanas de Irak, y le pedimos a Dios por el perdón", dijo en una declaración a la prensa el 31 de marzo. Maguire, más tarde, comentaría que los medios de comunicación en las noticias distorsionadas en EE.UU. e Irak, y que la guerra de Irak se llevó a cabo buscando por parte de los estadounidenses "intereses económicos y militares". En febrero de 2006 expresó su creencia de que George W. Bush y Tony Blair "debían hacerse responsables por tomar ilegalmente, mediante la guerra, el mundo, y de crímenes de guerra contra la humanidad".

La crítica al presidente Barack Obama

Maguire expresó su decepción por el otorgamiento al presidente de los EE.UU., Barack Obama, del Premio Nobel de la Paz, en 2009; así lo expresaba: "Dicen que es por sus esfuerzos extraordinarios para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos, y, sin embargo, continúa la política de militarismo y ocupación de Afganistán, en lugar de diálogo y negociaciones con todas las partes en el conflicto. Dar este premio al líder del país más militarizado del mundo, lo que ha llevado a la familia humana, en contra de su voluntad, a la guerra, será visto, y con razón, por muchas personas de todo el mundo como una recompensa por su agresión y dominación en muchos países del mundo".


También fue muy crítica con Obama por la negativa de éste de reunirse con el Dalai Lama durante su visita a los EE.UU. en 2008, visita que volvería a eludir el presidente norteamericano en 2009. Maguire condenó lo que consideró una negativa deliberada de Obama de reunirse con el Dalai Lama, lo que calificó de "horrible".


En su intervención en el Von Ossietzky Medal Award Ceremony Carl, en Berlín, en diciembre de 2010, Maguire habló sobre la posibilidad de imputar responsabilidad penal al Presidente Obama por la violación del derecho internacional: "Cuando el presidente Obama dice que quiere ver un mundo sin armas nucleares y dice, con respecto a Irán y sus presuntas ambiciones de dichas armas, que 'todas las opciones están sobre la mesa', esto es claramente una amenaza del uso de armas nucleares, una clara amenaza criminal contra Irán, ... La Carta de Nuremberg, de 8 de agosto de 1945, dice que la amenaza o el uso de armas nucleares es criminal, por lo que los funcionarios de los nueve estados con armas nucleares que mantienen y utilizan la disuasión nuclear como una amenaza están cometiendo crímenes y violación de la ley internacional".


Los enfrentamientos con la ley

Mairead Maguire fue arrestada dos veces en los Estados Unidos. El 17 de marzo de 2003, Maguire fue detenida fuera del recinto de las Naciones Unidas, en Nueva York, durante una protesta contra la guerra de Irak. Más tarde, ese mes, el día 27, fue una de los 65 manifestantes anti-guerra detenidos por la policía después de penetrar la barrera de seguridad colocada cerca de la Casa Blanca.


En mayo de 2009, tras una visita a Guatemala, las autoridades de inmigración en el aeropuerto de Houston, en Texas, detuvieron a Maguire durante varias horas, tiempo durante el cual fue interrogada, le tomaron las huellas dactilares y la fotografiaron, perdiendo por ende su vuelo de conexión a Irlanda del Norte. A finales de julio de ese mismo año, Maguire fue nuevamente detenida por las autoridades de inmigración; esta vez en el aeropuerto internacional de Dulles, en Virginia, en su viaje desde Irlanda a Nuevo México para reunirse con su colega Jody Williams. Al igual que en mayo, el retraso dio lugar a que perdiera su vuelo de conexión y se vio obligada a buscar alojamiento para pasar la noche.




La filosofía y la visión personal

Mairead Maguire es una defensora de la idea de que la violencia es una enfermedad que los seres humanos desarrollan, pero no nacen con ella. Rechaza la violencia en todas sus formas. "Como pacifista creo que la violencia nunca está justificada, y siempre hay alternativas a la fuerza y a la amenaza de la fuerza. Debemos desafiar a la sociedad que nos dice que no hay tal alternativa. En todas las áreas de nuestra vida debemos adoptar la no violencia, en nuestro estilo de vida, en nuestra educación, en nuestro comercio, en nuestra defensa y en nuestro gobierno". Maguire ha demandado la abolición de todos los ejércitos y el establecimiento, en su lugar, de una comunidad multinacional para el mantenimiento de la paz sin armas.

Premios y honores

Maguire ha recibido numerosos premios y distinciones en reconocimiento a su trabajo. Así, en 1977 se le otorgó un doctorado honorario en Leyes por la Universidad de Yale. The College of New Rochelle hizo lo mismo en 1978, otorgándole un título honorario. En 1998, Maguire recibió un título honorario de la Universidad Católica Jesuita Romano Regis en Denver, Colorado. La Universidad de Rhode Island le concedió un doctorado honoris causa en 2000. Y, en 2006, recibió la Medalla de Oro de la Paz por la Universidad Internacional de Albert Schweitzer, por su contribución significativa en la difusión de la cultura y de la defensa de la paz mundial.

En 1976, fue galardonada junto a Betty Williams con el premio Nobel de la Paz, por su labor en favor de la paz en Irlanda del Norte. En 1990 recibió el Premio "Pacem in Terris", el nombre de una encíclica papal de 1963, por el Papa Juan XXIII, que hace un llamamiento a todas las personas de buena voluntad para asegurar la paz entre todas las naciones. 

En los últimos tiempos ha promovido, junto a otros Premios Nobel, el programa de la ONU, Década Internacional para una Cultura de Paz y Renuncia a la Violencia para los Niños del Mundo, para proteger los seis primeros años de vida y formación del niño. Por ello, en junio de 2001 le fue otorgado el Premio Internacional al Cuidado del niño.

El 30 de junio de 2009 Maguire partió rumbo a la Franja de Gaza en el carguero Spirit of Humanity, junto a otros 21 activistas pro derechos humanos, siendo interceptados por la Marina de Israel, siendo todos los activistas detenidos y puestos en prisiones diferentes, en pequeñas celdas e incomunicados.


Es miembro del Comité de Honor de la Coordinación Internacional para el Decenio de la no-violencia y de la paz.

FUENTES: BIOGRAFÍAS Y VIDAS; SINGÉNERODEDUDAS.ORG; WIKIPEDIA; ECURED; Y CENTRO DE ARTIGOS.COM

IMÁGENES: GOOGLE