Google+ ranktrackr.net

jueves, 12 de junio de 2014

Andalucía lidera el frente común contra la reforma de la ley del aborto

María José Sánchez Rubio se reunió ayer de urgencia con la comisión permanente del CAPM
Andalucía lidera un frente común junto a País Vasco, Canarias y Asturias para intentar que, finalmente, se retire la reforma de la ley del aborto, que el Gobierno ha mantenido dormida hasta las elecciones europeas, sobre todo después de conocer las reacciones en contra de destacados miembros del Partido Popular como José Antonio Monago, presidente de Extremadura, y Celia Villalobos, que ha llegado a decir que “espera que la reforma no llegue al Congreso”. En este ambiente de turbulencias, dentro del propio PP contra la polémica norma, Andalucía espera que el resto de comunidades autónomas se replanteen y rechacen la reforma, de aquí hasta el próximo miércoles, cuando se producirá la reunión que mantendrán todos los consejeros con la ministra de Sanidad, Ana Mato (celebrada ayer tarde). De momento, sólo Andalucía, País Vasco, Canarias y Asturias rechazan de plano la norma.

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, convocó ayer una reunión de urgencia con el Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres (CAPM) para informarle del tratamiento de este asunto en la reunión preparatoria del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que se celebró el pasado viernes, y de su inclusión en el orden del día de la reunión que mantendrán todos los consejeros autonómicos con la ministra de Sanidad. Según la consejera, el ministerio hace una consulta a las comunidades autónomas sobre cómo entiende que la ley incide en materia sanitaria para las mujeres, una consulta que tildó de “cortina de humo”, puesto que, desde el principio,“la reforma atenta contra el derecho sanitario a la prevención, al eliminar todo el paquete de medidas para la adecuada educación sexual y reproductiva, contempladas en la aún vigente Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo”. Una ley que, según ha recordado, “ha logrado reducir el número de abortos en España”. La reforma “ataca al sector sanitario” desde el punto de vista de los profesionales, al derivarles la toma de decisiones, “un derecho que corresponde a las mujeres”, ha insistido.

Para Sánchez Rubio, el Gobierno quiere ahora “revestir desde el ámbito sanitario la ley”, cuando el anteproyecto ha sido elaborado, hasta ahora, “desde un punto de vista de penalización a la mujer”, de ahí que la reforma haya sido impulsada por el Ministerio de Justicia, que dirige Alberto Ruíz Gallardón. Por eso, para la consejera, “se trata de una cortina de humo, una apariencia de cara a la galería”, en alusión al debate sobre la reforma incluido en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del próximo miércoles, que ha sido incorporado “con nocturnidad y alevosía en el orden del día sin la unanimidad de las comunidades autónomas”.

En este sentido, Sánchez Rubio anunció el rechazo que manifestará la comunidad andaluza en esta reunión y espera contar con el apoyo de otros consejeros autonómicos. Ya han mostrado su oposición a la reforma Asturias, País Vasco y Canarias, según fuentes del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM).

Por su parte, el Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres (CAPM) ha lamentado “la clara intención del Ejecutivo central de sacar adelante la reforma de la ley una vez pasadas las elecciones europeas, consciente del rechazo a la iniciativa”. Según ha destacado el CAPM, “ello demuestra que el Gobierno es plenamente consciente de que trabaja en una reforma innecesaria que no responde a una demanda social ni institucional, y que devuelve a España a una época ya pasada de clandestinidad e inseguridad sanitaria y jurídica”. Para el CAPM, se trata de una reforma “que ni siquiera pretende reducir el número de abortos”, ya que, según ha recordado, “los informes de la Organización Mundial de la Salud y de la propia ONU advierten de que el número de abortos no disminuye con prohibiciones, sino con mayor educación sexual y reproductiva”.

Fuente: andalucesdiario.es (por Patricia Rodríguez Pagés)