Google+ ranktrackr.net

miércoles, 4 de marzo de 2015

Afganistán y El Congo son algunos de los enclaves donde la mujer sufre más injusticias


LOS PAÍSES MÁS PELIGROSOS PARA LAS MUJERES

  • En Afganistán las niñas de entre 15 y 19 años son forzadas a casarse, según los datos que maneja Unicef y de hecho cerca del 80% son analfabetas.
  • Las violaciones son una muestra de la injusticia que sufren las mujeres de la República Democrática del Congo, que se ven obligadas a refugiarse en Rwanda.

Las mujeres sufren injusticias en casi todos los puntos de conflicto mundiales. Sólo hay que echar un vistazo al panorama actual: Boko Haram en Nigeria, la situación que vive Sierra Leona, las violaciones de los derechos humanos en Pakistán contra las niñas... Según un informe de la Fundación Tompson Reuters, en el que fueron consultados más de 200 expertos, los países con más índice de peligrosidad para las mujeres son Afganistán, la República Democrática del Congo, Pakistán y la India seguidos de Somalia, Egipto y Kenia.


No es de extrañar que se haya hecho esta valoración, en Afganistán las niñas de entre 15 y 19 años son forzadas a casarse, según los datos que maneja Unicef y, de hecho, cerca del 80% son analfabetas, de manera que no tienen posibilidad alguna de conocer cuáles son sus derechos, de defenderse a través del pensamiento, de poder generar una opinión. Este informe señala que concebir hijos en Afganistán puede ser un desafío en sí mismo, algo que no es concebible en nuestra sociedad occidental, de cada 100.000 mujeres que dan a luz 400 mueren durante el parto.

La República Democrática del Congo tampoco hace honor a su mismo nombre, sólo hay que mirar las estadísticas, más de 20.000 personas entre mujeres y hombres sobreviven en campos de refugiados en Rwanda como el de Gihembe, en el que se hacinan ciudadanas y ciudadanos congoleños ante la situación de inestabilidad que sufren en su país, amenazados constantemente por causas relacionadas con la guerrilla, el tráfico de personas y la esclavitud. En Rwanda, por ejemplo, el 60% de la población que sufre de VIH son mujeres y niñas, su existencia está claramente amenazada por la expansión de la enfermedad.

Estas cifras en el Congo asustan aún más si se aporta otro dato, cerca de 1.150 mujeres son violadas todos los días según The American Journal of Public Health, ante estas cifras las injusticias cometidas contra la mujer no dejan de ser alarmantes.

Pakistán y la India representan otros dos grandes ejes de la violencia contra la mujer. En Pakistán, Human Rights Watch asegura que en el 90% de los hogares se comete violencia de género contra la mujer que están relacionados con la cultura religiosa del país y las costumbres que profesan.

Es cierto que desde 2012 los cargos a los acusados por violaciones en la India se castigan con pena de muerte, pero esto no ha impedido que sigan creciendo las agresiones contra niñas y mujeres. Sólo hay que recordar casos como el de la joven india de 19 años que, después de ser violada, fue colgada de un árbol, un acto atroz. La delegada de la ONU, Rashida Manjoo, encargada de asuntos sobre la violencia de la mujer lo dejó claro en una máxima que desató críticas en su país: "la violencia contra las mujeres indias se produce desde el vientre hasta la tumba".

El New York Times estimaba, en función de los expertos consultados, que se han producido cerca de 50 millones de casos de infanticidio hacia las mujeres en las últimas tres décadas en la India. 

Nigeria no presenta un panorama mejor para los derechos de las mujeres, sólo hay que ver el masivo secuestro del grupo terrorista Boko Haram y la impunidad con la que retienen a cerca de 200 niñas en Chibouk, al norte de Nigeria.

Sin irnos de África, los datos de Unicef avalan una de las mayores atrocidades cometidas a mujeres, la ablación o mutilación genital femenina, que han sufrido cerca del 95% de la población en Somalia, según los datos de Unicef. Somalia tiene también una alta tasa de mortalidad materna en el momento del parto, Médicos sin fronteras estima que cerca de 1,2 madres mueren en el alumbramiento por cada 100 bebés que nacen. La seguridad en salud sexual e higiene para las mujeres corre muchos peligros en este área.

Sierra Leona arrastra los problemas que vienen desde la guerra que vivió en la década de los 90. Una guerra que dejó más de 50.000 muertos y que provocó injusticias hacia las mujeres, niños y niñas. Las Naciones Unidas estiman que cerca de 60.000 mujeres fueron violadas durante el conflicto, que finalizó en el año 2002.

La esclavitud y el tráfico con mujeres fue una de las monedas de cambio utilizadas en la guerra, que a día de hoy perduran por la inseguridad en la que vive el país. 


FUENTE: Te Interesa